Lunes, 6 de Febrero de 2023

Código Rojo

Martes, 1 de Abril de 2014

Acaba de aparecer en español un libro altamente recomendable titulado Código rojo que tuve oportunidad de leer el verano pasado al poco de exiliarme a los Estados Unidos. Uno de sus dos autores, Jonathan Tepper, está viajando por España para la promoción y sometiéndose a las entrevistas más diversas.

​He visto algunas por internet y debo decir que no tienen desperdicio. Por ejemplo, en una emitida en TV-3, uno de los presentes le preguntó si no era “una mica neo-liberal” a lo que Tepper con enorme sensatez le respondió que podía llamarle así si le apetecía, pero que él, personalmente, nunca se definiría de esa manera. Todavía más aguerrido estuvo cuando dijo que era capitalista y que creía que el capitalismo funcionaba con unas reglas. Desde luego, era digno de ver el rostro de los contertulios cuando les dijo que no había austeridad en las cuentas españolas. Ciertamente así es porque de haber austeridad se habrían cerrado las televisiones autonómicas de Cataluña hace años. En TV-3, sin ir más lejos, Tepper ha sufrido ya varias entrevistas en las que pretenden que diga lo que ellos quieren. Hay que ver la cara que se le puso a un entrevistador catalán cuando Tepper dijo hace un par de años que había que intervenir a Cataluña. Tepper tenía razón, pero Montoro no tiene vergüenza y la intervención nunca se produjo. No sólo eso. La Generalidad de Cataluña incumple el déficit cuatro veces más que el conjunto de España. Pero volvamos al texto.

A pesar de que el libro tiene un alcance universal, el mensaje de Tepper es bastante claro en lo que a España se refiere. Aparte de señalar al Banco de España como “el peor regulador de la galaxia”, por citarlo literalmente, el problema fundamental de España es que su crecimiento económico es inferior a lo que cuesta el estado. Dado que, dentro del euro no es posible devaluar, España sólo puede salir adelante si reduce el aparato del estado drásticamente; si flexibiliza un mercado laboral que está expulsando a centenares de miles de españoles al paro y al extranjero; si baja los impuestos – algo imposible sin reducir el gasto – y si reduce el déficit y la deuda. De lo contrario, la economía no podrá despegar. Dado que las ganancias de la banca se han privatizado y las pérdidas se han socializado, los bancos juegan a la especulación. Con esos mimbres, el resultado – salvo para algunos pocos beneficiados – sólo puede ser peor ya que, al final, se producirá una crisis sensiblemente mayor a la actual y pensionistas y ahorradores se verán expuestos a soportar golpes de enorme envergadura. Se puede gritar que estamos asfixiados por la austeridad – Cáritas afirmaba esa solemne majadería en su último informe - pero lo cierto es que la austeridad brilla por su ausencia ya que – como muy bien señala Tepper – el gasto público ha aumentado. Se puede seguir defendiendo el gasto que beneficia a cada uno en particular como lo hacían los contertulios de TV-3. Se puede intentar motejar incluso de “neoliberales” – o de fachas – a los que advierten de lo que va a suceder. Pero el mensaje es claro: o España reduce de manera radical el tamaño del estado de las autonomías hasta poderlo pagar o por delante se yergue el espectro de otra crisis. Caso de llegar, sólo le cabrá negociar quitas para poder pagar acreedores.

Ahora es tendencia

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 30/01/23

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Ene 30, 2023 Puntuación: 0.00

Despegamos: Mentiras estadísticas, guerra tecnológica y los cortos esperan al gato muerto - 30/01/23

Despegamos: Mentiras estadísticas, guerr…

Ene 30, 2023 Puntuación: 0.00

Editorial: RAND afirma que la salida de Ucrania protege los intereses americanos - 30/01/23

Editorial: RAND afirma que la salida de …

Ene 30, 2023 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits