Domingo, 21 de Abril de 2024

Servicios esenciales

Lunes, 20 de Abril de 2020

Hace décadas que llegué a la conclusión de que la mayoría de los males históricos de España derivan del fanatismo empeñado en no ver la realidad. Expulsar a los judíos en 1492 era una bajeza y una estupidez y ni siquiera reyes tan sagaces como Isabel y Fernando supieron sobrenadar por encima del sectarismo.  Agarrarse a la revolución científica nacida en la Europa protestante resultaba esencial para España, pero Felipe II prefirió castrar la universidad española convirtiendo a la nación en un Tíbet cultural. Así podríamos multiplicar los ejemplos.

Así también hemos seguido cuando sabiendo que el coronavirus iba a ser una pandemia, el gobierno de Sánchez y sus paniaguados impulsaron las manifestaciones feministas del 8 M convertidas en monstruosos focos de contagio.  En la vieja piel de toro, el dogmatismo, el fanatismo, el sectarismo han sido, son y serán más importantes que el mero sentido común.  No hay más que ver la disposición referente a servicios esenciales parida por el gobierno de Sánchez.  Para su mentecata sumisión a la ideología de género, la práctica del aborto es un servicio esencial.  Con un sistema sanitario que ha dejado de manifiesto cuál es la realidad más allá de la propaganda, cuando se ha filtrado un protocolo de la sanidad catalana que equivale a condenar a muerta a sectores enteros de la tercera edad y cuando no existe la menor posibilidad de que atiendan a gente que ha sufrido un infarto, un ictus o un accidente, el aborto es un servicio esencial.  Ni que decir tiene que semejante monstruosidad no cuenta con paralelo en el mundo civilizado.  En Estados Unidos, los distintos miembros de la Unión se han apresurado a señalar que el aborto precisamente NO es un servicio esencial porque por delante se encuentra atender a las víctimas del coronavirus y mantener en funcionamiento el sistema sanitario para todos los que lo necesitan de manera habitual.  No sólo eso. Incluso ya se han realizado estudios en Estados Unidos que muestran que la detención de la maquinaria abortista puede suplir las muertes causadas por el coronavirus.  Mientras tanto en esta España con protocolos para la ejecución de ancianos, el dogma de la ideología de género dicta la realidad.  Antes abortar que salvar vidas; antes satisfacer a las feministas que preservar a la población; antes mantener alianzas que ser eficaces.  Como antaño, los resultados de ese dogmatismo están siendo trágicos.      

Ahora es tendencia

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 15/04/24

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Abr 15, 2024 Puntuación: 0.00

Editorial: La vaca roja, el Templo de Jerusalén y la venida del Mesías - 16/04/24

Editorial: La vaca roja, el Templo de Je…

Abr 16, 2024 Puntuación: 0.00

Despegamos: Irán responde a Israel, estrés petrolero, romance Musk-Milei y fraude monetario - 15/04/24

Despegamos: Irán responde a Israel, estr…

Abr 15, 2024 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits