Miércoles, 24 de Julio de 2024

Tienen ochenta años…

Miércoles, 29 de Octubre de 2014

Me quedo consternado al verla. Lleva unas gafas oscuras y presenta signos de haber llorado. Le pregunto si algo va mal. Hace años que cerró la empresa que tenía en España asfixiada por los impuestos y, para colmo, lo ahorrado durante décadas apenas le dio para pagar las indemnizaciones de los empleados.

Casi con lo puesto, cruzó el Atlántico y comenzó de cero como si tuviera treinta años menos. Responde a mis preguntas con silencios y movimientos bruscos de cabeza. Acaba sincerándose. “¿Tu sabes que tengo a mis padres en España, verdad?”, suena su voz entrecortada. Asiento. “Ya sabes que no me sobra el dinero, pero les he dicho varias veces que se vinieran a vivir aquí…”, prosigue, “No han querido porque son muy mayores… y yo lo comprendo…”. Nueva pausa. “Hace unos días, les compré unos regalitos de cumpleaños - con más valor sentimental que otra cosa, no creas – y se los mandé por correo”. Respira hondo. “De verdad que no valían mucho. Más que nada era el detalle de que tuvieran algo mío…”. Las lágrimas le rebasan los párpados mientras los labios se le contraen en un rictus. “El caso es que me llama ayer mi padre para decirme que habían parado el paquete de correos en aduanas…”, continua con voz entrecortada. “¿En aduanas?”, pregunto sorprendido. “Sí”, reanuda el relato, “y le dicen a mi padre que tiene que pagar el IVA de los regalos, llevar una factura del contenido y además declarar su valor en la próxima declaración de la renta para tributar por ellos”. “¿¿¿Cómo???”, preguntó provocando las miradas de diez mesas a la redonda. “Tu sabes mi situación… voy tirando. Justo lo que no podía hacer en España. Les mandaba un colgante y unos gemelos y sobre esa miseria quieren que mi padre pague impuestos… pero ¿adónde está llegando España? Que tienen ochenta años… ¿Ni los regalos de su hija les pueden llegar sin que Hacienda les quite más dinero?”. Guardo silencio. Lo guardo mientras siento una rabia indescriptible que me corroe por dentro. Lo guardo porque si le cuento a mi amiga lo que va a pasar con los planes de pensiones, con los que tengan una vivienda desde hace más de veinte años o con el incremento ridículo de las cantidades percibidas por los jubilados, le puede dar un ataque de ansiedad. Lo guardo porque no le puedo decir que hay días en que pienso que uno de los propósitos de Montoro es que los jubilados, como cierto tipo de mamíferos, lleguen hasta los acantilados y se lancen desde ellos al mar en masa para que le salgan unas cuentas que no le pueden cuadrar porque está haciendo todo lo contrario de lo que debe y causando a España un daño que puede ser irreparable. Tengo que hacer un esfuerzo no pequeño para no romper a llorar yo también pensando que unos octogenarios hayan podido trabajar toda su vida para que, en el tramo final, reciban un mísero estipendio y se vean obligados a tributar incluso por un modestísimo regalo que les envía una hija que tuvo que irse a vivir al extranjero simplemente para poder mantenerse con su trabajo.

Ahora es tendencia

Entrevista Elecciones Europeas: Alvise Pérez - ¡Se acabó la fiesta! - 23/05/24

Entrevista Elecciones Europeas: Alvise P…

May 23, 2024 Puntuación: 0.00

Entrevista Elecciones Europeas: Luis María Pardo - Iustitia Europa - 16/05/24

Entrevista Elecciones Europeas: Luis Mar…

May 16, 2024 Puntuación: 0.00

Entrevista a Coto Matamoros - 17/05/24

Entrevista a Coto Matamoros - 17/05/24

May 17, 2024 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits