Sábado, 21 de Septiembre de 2019

De Calígula al Faraón…

Jueves, 13 de Mayo de 2010

... o hasta cuándo vamos a soportar a los déspotas que nos vacían los bolsillos.

Cuenta la Historia que en el año 38 d. de C., Roma se vio sacudida por una terrible crisis económica. La causa era fácil de identificar ya que la política económica de Calígula, caracterizada por el despilfarro y la insensatez, había terminando por arrastrar a Roma al borde del desastre. Para hacer frente a la situación, Calígula decidió subir los impuestos e incluso creó otros nuevos. Sin embargo, en poco tiempo se descubrió que semejantes medidas eran ineficaces. Fue entonces cuando Calígula concibió una nueva idea que le pareció ideal. Así, abrió en el palacio imperial un prostíbulo en el que se suponían que debían servir de manera desinteresada las mujeres para ayudar a enjugar las deudas del Estado. Sin embargo, la ocurrencia de Calígula – una ocurrencia que debían pagar con su cuerpo las féminas – sirvió de muy poco. A decir verdad, para salir de aquella crisis hubiera sido necesario simplemente que el emperador no hubiera gastado de manera absurda y disparatada el dinero de los romanos.

En las últimas horas, hemos tenido noticia de las medidas que piensa adoptar ZP para acabar con la recesión económica. Sin intención de agotar el tema, los hechos son los siguientes:

1. El 10 de mayo, Angela Merkel advirtió que estaba vigilando seriamente la situación económica de España y Portugal.

2. Ayer, la Casa Blanca instó a ZP a frenar el derroche de dinero público, cerrar el agujero existente en las cuentas del Estado y aprobar un plan de recortes en el Estado del Bienestar que permita evitar la suspensión de pagos de España y su posterior rescate.

3. Esta mañana, en la comparecencia más esperada de los últimos tiempos, ZP ha realizado un discurso en el Congreso radicalmente distinto de los mensajes optimistas que suele lanzar en las Cortes.

4. ZP ha anunciado un recorte del 5% del sueldo de los funcionarios (bajando el 15% a los altos cargos).

5. Igualmente ha anunciado la desaparición del “cheque bebé”, una de sus medidas estrella hace unos años.

6. Igualmente, ZP ha anunciado la congelación de las pensiones.

7. Igualmente, ZP ha anunciado la reducción de las ayudas destinadas a las personas dependientes.

8. Igualmente, ZP ha señalado que eliminará 1.200 millones de euros en transferencias a comunidades autónomas y ayuntamientos, que bajará la inversión estatal en 6.045 millones y que reducirá las ayudas al desarrollo en 600 millones de euros, es decir, sólo un 20% del total.

9. Igualmente, ZP ha anunciado planes para reducir el gasto farmacéutico logrando un consumo de medicamentos “más eficiente”.

10. De esa manera, se hará también posible la dispensación de los medicamentos en unidosis, mediante el fraccionamiento de los envases, “de manera que el paciente pueda comprar el número exacto de unidades que necesite”.

11. ZP ha pedido “comprensión” a los ciudadanos y ha afirmado “comprender su desconcierto” porque hace unos días “anunciaba la llegada de la recuperación y ahora propongo estos cambios” y

12. Igualmente, ZP ha señalado que este paquete de recortes es “imprescindible” para “garantizar la estabilidad financiera de la eurozona y la confianza de los inversores”, los mismos que ha calificado en los últimos días de “criminales especuladores”.

Desmintiendo rotundamente las declaraciones empecinadas de los últimos años, ZP ha presentado un panorama económico que obliga a adoptar medidas económicas estrictas y rigurosas. Semejante cambio en apenas unas horas indica al menos tres cosas:

1. Que ZP ha sido incapaz de dar un solo paso en favor del pueblo español durante años, pero ha doblado el espinazo sumiso en unas horas nada más llegar las órdenes de la Casa Blanca.

2. Que ZP ha perdido el tiempo miserablemente en los últimos años, pero somos los ciudadanos que le pagamos el sueldo los que vamos a cargar con las consecuencias y

3. Que las medidas anunciadas por ZP son además de tardías e insuficientes, claramente antisociales ya que arrojan el peso mayor del sacrificio sobre pensionistas, enfermos, dependientes y funcionarios en lugar de sobre la vasta caterva de parásitos que viven de nuestro trabajo.

Al respecto, ZP, de manera rápida e imperativa, tiene que suprimir tres capítulos de gasto que no ha rozado siquiera:

1. Los gastos derrochadores e injustificados procedentes de los abusos de los nacionalistas. Es inmoral, indecente e intolerable que se restrinjan las medicinas a los pacientes mientras vascos y navarros pagan menos impuestos gracias a sus respectivos conciertos económicos o los nacionalistas catalanes abren embajadas en el extranjero y compran lanzas de jíbaros por miles de euros. En ese sentido, un estatuto como el catalán no es sino una operación de saqueo y expolio de los humildes en beneficio de las oligarquías catalanas y como tal será una magnífica noticia el día que el Tribunal constitucional declare su anticonstitucionalidad.

2. La ayuda a dictaduras del Tercer mundo. Es inmoral, indecente e intolerable que se rebaje el sueldo de los funcionarios mientras sigue destinándose dinero del contribuyente a la dictadura teocrática de Marruecos o a los amigos socialistas de ZP en Bolivia y Venezuela y

3. Las subvenciones a los titiricejas y otros lobbys. Es inmoral, indecente e intolerable que se congelen las pensiones mientras se emplea nuestro dinero en subvencionar a los gays y lesbianas de Zimbabwe, a unos sindicatos que no representan a los trabajadores y a unos supuestos artistas caracterizados por su servilismo.

De hecho, sin subvenciones y ayudas a dictadores España se ahorraría 30.000 millones de euros, una suma que habría permitido reducir en el año el IRPF a casi la mitad o el IVA un 62% o, en su caso, eliminar completamente los impuestos especiales (gasolina, alcohol, tabaco…) o el Impuesto de Sociedades. Añádase a ello que no tendrían que pagar los dispendios de ZP, de los nacionalistas y de sus paniaguados los dependientes, los pensionistas, los enfermos y los funcionarios. Pero ZP, como antaño Calígula, nunca ha pensado en el pueblo y ahora para solucionar la crisis que ha creado no ha tenido mejor idea que la prostitución, aunque en este caso sea la de los valores de la protección social y no la de las mujeres de Roma.

 

Y si sólo fuera ZP y sus aliados nacionalistas… desgraciadamente, el cáncer del despotismo desvalijador se ha instalado en el PP y Tut-an-Gallardón es el caso más claro. De hecho, en los últimos días ha protagonizado una de las mayores inmoralidades que me ha sido dado contemplar en los últimos tiempos. A ella le he dedicado el artículo de La Razón de este jueves 13 de mayo.

FARAÓN
César Vidal

Entre los recuerdos cinematográficos más sobrecogedores de mi infancia destaca uno procedente de la película Faraón. Un anciano decrépito recuerda cómo se ha pasado la vida excavando un canal con sus propias manos. Se siente orgulloso de esa labor de décadas en la que encuentra un sentido para su vida. Precisamente en ese momento, llega hasta aquel surco, fruto de la labor de años, la comitiva del faraón. Alegando razones sagradas, en lugar de continuar por el camino habitual, el déspota decide que ha de cruzar exactamente por el sitio donde se halla el canal y, en una escena sobrecogedora, sus hombres lo rellenan mientras el desdichado anciano suplica, con lágrimas en los ojos, que no lo hagan. Finalmente, aplastado por la desgracia, opta por ahorcarse. He recordado aquellas terribles escenas al saber lo que ha pasado en el Puente de Vallecas hace apenas unas horas. Ya me referí hace unos meses a esa central térmica que el alcalde de Madrid está levantando en medio del casco urbano con total desprecio de la legalidad. Pues bien, el drama ha vivido un nuevo acto. Conocen ustedes a la perfección ese dicho de Winston Churchill que afirmaba que una democracia se distingue por el hecho de que si llaman a la puerta de un ciudadano de madrugada se sabe a ciencia cierta que es el lechero. Así será, sin duda, en las democracias porque en el Madrid, villa y zanja, que rige Tutangallardón, a las seis de la mañana, quien llegó a unas humildes viviendas del Puente de Vallecas no fue el lechero, sino la policía. Siguiendo las órdenes de Ruiz-Gallardón, los agentes tenían la misión de desalojar unas casas que hay que derribar para mayor gloria de la faraónica central térmica. A pesar de que no había notificación previa, a pesar de que los que vivían en las casas contaban con documentos que atestiguaban su propiedad desde 1958, a pesar de que los informes periciales aseguraban que aquellos hogares no amenazaban ruina, las fuerzas de Tutangallardón arrojaron a la calle a embarazadas, ancianos y bebés en pañales en uno de los actos más repugnantes y despreciables que se han podido contemplar en Madrid en las últimas décadas. En algún momento del desahucio, quizá porque se temían la reacción terrible de algún recién nacido, se llegó a constatar la presencia de hasta catorce policías en el interior de una sola vivienda. Quizá la precaución era lógica. A fin de cuentas, existen precedentes de gentes que han defendido con uñas y dientes el lugar en el que viven aunque los agresores fueran uniformados. Sin embargo, debe decirse que las únicas reacciones de los que se veían privados de un techo para la mayor gloria del alcalde de Madrid fueron los sollozos imposibles de contener, la inútil exhibición de los contratos de propiedad y la angustiosa sensación de impotencia. A día de hoy, las víctimas del faraonismo de Tuntangallardón han sido trasladadas a albergues municipales donde podrán estar quince días para luego verse arrojadas a la calle de manera definitiva. El faraón de Madrid ni les ha ofrecido una indemnización, ni ha pensado en darles otra vivienda ni se preocupa lo más mínimo por su suerte. Hace décadas, me sentí horrorizado ante un tirano egipcio arruinaba la vida de un hombre que había cavado un canal. A día de hoy, siento asco frente a otro déspota que, contra toda ley y justicia, es capaz de arrojar a unos inocentes de sus viviendas.

 

Y, sin embargo, no deberíamos desmoralizarnos. Los funcionarios – uno de los grupos más afectados por el desmadre moral y económico de la izquierda y los nacionalismos – han decidido ir a la huelga contra los sindicatos mayoritarios. Los oprimidos se alzan contra sus opresores de los que UGT y CCOO forman parte esencial. Aún hay motivos para la esperanza. Al tema, le he dedicado el editorial de Es la noche de César del 13 de mayo.

Cuenta la Historia que en cierta ocasión un hombre perteneciente a la corte de Jerusalén se encaró con los políticos de su época y, asemejándolos a pastores, les dijo: “¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no deben apacentar el rebaño? Pero vosotros os alimentáis con la leche, os vestís con la lana, sacrificáis a las ovejas más gordas, y no apacentáis el rebaño. … Por el contrario, las habéis dominado con rigor y crueldad. Se han dispersado por falta de pastor, y se han convertido en presa de todas las bestias salvajes”. Las palabras del personaje apuntaban a una gravísima crisis moral y política. Aquellos que debían velar por el bien del pueblo, que debían sacrificarse por él, que debían ocuparse de su bienestar se aprovechaban de él esquilmándolo y explotándolo. No deberían pues sorprenderse si el día menos pensado la desgracia caía sobre ellos por su conducta inmoral. Por cierto, el que pronunciaba semejante diatriba contra los gobernantes de Judá era el profeta Ezequiel.

En las últimas horas, hemos tenido nuevas noticias sobre la terrible estafa que protagonizan los sindicatos mayoritarios en España. Sin intención de agotar el tema, los hechos son los siguientes:

1. Los trabajadores de los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM) estudian convocar una huelga indefinida al margen de los sindicatos mayoritarios: CCOO, UGT y CSI-CSIF.

2. Han tenido que pasar tres años desde el inicio de la crisis económica para que los trabajadores comiencen a sublevarse ante unos supuestos representantes que sólo se dedican a inclinarse ante el gobierno socialista, a cambio de una parte jugosa del Presupuesto público que procede del dinero de todos los contribuyentes.

3. El enfrentamiento con los sindicatos oficiales comienza en el funcionariado, después de que ZP haya anunciado que va a recortar los sueldos de los empleados públicos un 5% este año, para congelarlos en 2011.

4. De manera comprensible, los primeros en rebelarse justamente contra los sindicatos mayoritarios y el Gobierno son los que trabajan en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM), que son los que más están sufriendo las consecuencias de la errática política económica española y la falta de criterio del ministro de Trabajo.

5. La convocatoria de huelga contra los sindicatos subvencionados por ZP sólo recibiría el apoyo de la Unión Sindical Obrera, único sindicato que no vive de los Presupuestos Generales del Estado y que se financia mediante las cuotas de sus afiliados.

6. Los funcionarios también denuncian la “discriminación del personal estatal, que se encuentra marginado a los rincones en las oficinas de empleo, porque la administración y propiedad de las mismas depende de las comunidades autónomas, y la falta de defensa de los trabajadores, desde la dirección política del organismo, ante estos abusos, el descrédito de los funcionarios en los medios informativos, y los continuos insultos, amenazas y, ocasionales, agresiones que se vienen sufriendo en la mayoría de las oficinas de prestaciones del antiguo INEM.”

7. Según publica hoy el diario La Razón, Félix Palomo, liberado sindical y amante de la socialista Maru Menéndez, portavoz socialista en la asamblea de Madrid, ha declarado este jueves ante el juez para explicar porque era administrador de tres sociedades pese a ser coordinador del Plan de Vivienda Joven.

8. Félix Palomo tenía un puesto en UGT, otro en la Consejería de Educación y otros tres en “Energía Proyectos y Gestión, S. L.”, “Análisis Social y Gestión S. L”, y la cooperativa “La Dehesa de Sanse”. Por añadidura, fuentes de la Consejería de Educación aseguran que el funcionario, liberado sindical y “empresario” no cumplía desde el año 2000 con ninguna de las tareas correspondientes a sus dos primeros cargos.

9. Félix Palomo fue suspendido de empleo y sueldo el pasado mes de octubre al destaparse que además de ser liberado sindical desde hace varios años, compatibilizaba su puesto como coordinador del Plan Joven de Vivienda con la participación en cuatro sociedades de capital privado, algunas de ellas vinculadas a su puesto como funcionario de la consejería de Educación y

10. Con todo, el escándalo se remonta al mes de mayo, cuando algunos miembros de la cooperativa “La Dehesa de Sanse”, denunciaron presuntas irregularidades a cargo del amante de la portavoz del PSOE en la Asamblea regional, Maru Menéndez. Los propietarios aseguraban que podrían haber sido objeto de una estafa y apuntaban a Palomo como el hombre que colocó “a dedo”, sin el consentimiento de los socios, a su cuñado y a un antiguo empleado, en los órganos de gestión de la cooperativa para poder controlarla.

La aparición de los sindicatos estuvo relacionada hace siglos con el deseo de proteger a los trabajadores de los abusos empresariales. Sin duda, debieron cumplir con esa función en otro tiempo y en otro lugar, pero no es ésa la situación por la que atraviesan en la España actual ni la UGT ni CCOO. Lejos de defender a los trabajadores, la UGT y CCOO son dos gigantescas castas que viven de nuestros impuestos, que se enriquecen a costa de nuestro sudor y que disfrutan de privilegios gracias a nuestro trabajo.

Con un porcentaje de afiliados que no llega al 10% de los trabajadores, UGT y CCOO son, sobre todo, dos grandes maquinarias de fabricar pesebres para liberados; dos grandes estructuras parasitarias y, objetivamente hablando, dos grandes entidades cuyas acciones contribuyen a la opresión y a la explotación de los trabajadores que los mantienen con el dinero que se les arrebata por vía de impuestos sin recibir nada a cambio.

Difícilmente, podría pensarse en una inmoralidad mayor que el hecho de que se recorten los salarios de los funcionarios, se prive de ayuda a los dependientes, se congelen las percepciones de los pensionistas y se racionen las medicinas mientras los liberados sindicales siguen viviendo del dinero que sale de nuestros bolsillos y además defienden políticas que tan sólo sirven para aumentar el número de parados.

El caso de Félix Palomo, amante de Maru Menéndez, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, es sólo un ejemplo de cómo acumulan privilegios los cargos sindicales sin importarles lo más mínimo la suerte de los trabajadores. Precisamente por eso, la noticia de que los funcionarios del INEM preparan una huelga contra UGT y CCOO es un signo de esperanza. Podría ser, de hecho, la señal de que los trabajadores comienzan a despertarse de las adormecedoras palabras de la UGT y de CCOO; de que están descubriendo que ambos sindicatos no sirven para nada salvo para ocuparse de sus intereses alejados de los de los trabajadores y de que aquellos pastores que, en lugar de cuidar de sus rebaños, los esquilman, como señaló antaño el profeta Ezequiel, merecen una retribución que acabará cayendo sobre ellos.

Retiro - taller 'Desenmascarando a la Izquierda' con el Dr. César Vidal
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)

Ahora es tendencia

Programa Completo - 16/09/19

Programa Completo - 16/09/19

Sep 16, 2019 Puntuación: 0.00

Rock of Ages

Rock of Ages

Sep 14, 2019 Puntuación: 0.00

Despegamos: Tormenta perfecta en la banca española - 16/09/19

Despegamos: Tormenta perfecta en la banc…

Sep 16, 2019 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits