Martes, 29 de Septiembre de 2020

Jaime I o la concepción patrimonial del poder

Jueves, 13 de Noviembre de 2014
Jaime I de Aragón fue coetáneo del gran Fernando III el Santo. Ambos monarcas compartieron además situaciones que iban más allá de la época. También Jaime I sufrió una infancia difícil que, en su caso, incluyó el rechazo expreso de su padre Pedro II el Católico.

También se enfrentó con intrigas nobiliarias que pretendían convertirlo en una marioneta. También, finalmente, sometió a los nobles logrando la suficiente estabilidad para comenzar sus campañas contra los musulmanes. Mallorca fue reconquistada en 1229 por una expedición de caballeros aragoneses y otra de comerciantes catalanes. Se trató de un episodio enormemente sangriento – la población de Madina Mayurga fue pasada a cuchillo – y delicado políticamente ya que los nobles catalanes intentaron quedarse con el botín. De manera bien significativa, Jaime I la constituyó como otro reino de la Corona de Aragón y no como una extensión de Cataluña. Más exenta de complicaciones fue la conquista de Valencia realizada fundamentalmente por aragoneses. Entre 1232 y 1245, Valencia – ya reconquistada por el Cid, pero perdida tras su muerte - junto con otros territorios levantinos se convirtió en otro reino de la Corona de Aragón. “Para salvar España”, según sus propias palabras, Jaime I ayudó a Castilla a sofocar una revuelta islámica en Murcia, consciente de que ese flanco descubierto a los ataques del islam haría peligrar no pocos de sus logros. Todavía en 1269, encabezó una expedición a Tierra Santa que fracasó a causa de los temporales y le obligó a regresar a tierras de la corona de Aragón. Murió en Alcira, Valencia en 1276. A diferencia de Fernando III, Jaime I tenía un concepto patrimonial – ya arcaico entonces - de los territorios peninsulares y así dividió sus reinos entre sus hijos manteniendo unidos solamente Aragón y Cataluña. Incluso en este caso, Jaime I, por primera vez en la Historia, permitió el establecimiento de cortes diferentes para Aragón y Cataluña y sumó al territorio de ésta el de Lérida que, hasta entonces, había sido aragonés. Malogró así no pocos de sus triunfos ya que la Corona de Aragón se fraccionó en reinos que tardarían generaciones en volverse a reunir.

Próxima semana: Alfonso X el sabio

Suscríbete a cesarvidal.tv

Suscríbete a cesarvidal.tv
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)
Ya puedes reservar el libro de César Vidal Un mundo que cambia en HAS

Ahora es tendencia

Mi última columna en La Razón

Mi última columna en La Razón

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

La economía que se fue - 22/09/20

La economía que se fue - 22/09/20

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

Editorial: Los exiliados a los que trituró el Partido Socialista Obrero Español - 23/09/20

Editorial: Los exiliados a los que tritu…

Sep 23, 2020 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits