Sábado, 4 de Abril de 2020

Virus, demagogia y boomerang

Lunes, 9 de Marzo de 2020

Esparcir la demagogia tiene sus peligros y uno es que suele tener un efecto boomerang.  Así está quedando de manifiesto con el corona virus.  En lugar de señalar que la gripe, por ejemplo, causa en España diariamente muertes, que el año pasado le costó la vida a más de seis mil personas y afectó a más de medio millón de ciudadanos, no han sido pocos los que se han sumado a esparcir el pánico en ocasiones arrimando de manera descarada el ascua a su sardina. 

El corona virus era una plaga porque venía de China, estaba ocasionado por el socialismo – ahí es ná, Luisillo – e iba a tener efectos que dejarían pequeña a las plagas bíblicas.  Ya.  Pero van pasando los días y en China, el número de curados ya supera al de muertos, el primer o segundo país en padecer la enfermedad es ahora Corea del sur, democracia aliada de los Estados Unidos, y se empieza a percibir cómo por eso del corona virus hay quien intenta aprovechar para rectificar la bolsa recalentada o para despedir a empleados que es algo que nunca viene mal para equilibrar balances.  Para colmo, el corona virus a medida que se acerca a casa se convierte, milagrosamente, en un fenómeno menos dañino cuando la realidad es que entonces es cuando resulta más peligroso.  Cuando el foco principal estaba en China las imágenes de los medios eran truculentamente ridículas y se nos anunciaba el apocalipsis.  Sin embargo, ha sido irse desplazando hacia occidente y el llamamiento a la calma es conmovedor.  Resulta que el corona virus es más peligroso si se da en Wuhan que, por ejemplo, al lado de tu casa en Valencia o Barcelona.  Quizá es que, como la sidrina asturiana, pierde la fuerza al desplazarse hacia el sur.  O quizá es que el gobierno de Sánchez y, sobre todo, los gobiernos autonómicos no tienen ni idea de cómo abordar el tema y esa sanidad española de la que tanto se le llena la boca a los políticos no es que esté en bragas, es que no tiene ni tanga.  Innegable resulta el beneficio que le sacan algunos.  Bloomberg, antes de abandonar la carrera, estuvo difundiendo una propaganda de cara a las primarias donde se acusaba directamente a Donald Trump de ser el culpable de que el corona virus hubiera llegado a Estados Unidos – el que no se lo quiera creer que reviente – mientras que él, con seguridad, lo contendría.  En España, el gobierno de Sánchez, menos tonto de lo que parece a primera vista, ya está achacando la responsabilidad de la crisis que ha ayudado a crear con sus desdichadas medidas económicas al corona virus.  Sólo faltaba encontrar un chivo expiatorio religioso para cargarle la culpa como a los judíos durante la peste negra y algunos políticos lo han encontrado en los evangélicos.  Nadie ha dicho ni palabra del peligro que pueden significar las procesiones ni ha citado la confesión de ningún fallecido pero ya se ha arremetido contra los evangélicos a los que aborrecen los globalistas por encima de nada y a los que temen los católicos informados porque saben de su crecimiento en Hispanoamérica y de lo que eso ha significado de espectacular retroceso para el estado Vaticano.  Esperemos que ahora no los degüellen como, hace siglos, hicieron con los judíos que se lavaban más que los católicos.  De momento, la gestión de la crisis está siendo pésima en naciones como España e Italia y algún culpable hay que encontrar.        

 

Ya puedes comprar el libro de César Vidal Más que un Rabino en Amazon
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)

Ahora es tendencia

Editorial: Los españoles se merecen que el gobierno vaya a la cárcel - 30/03/20

Editorial: Los españoles se merecen que …

Mar 30, 2020 Puntuación: 0.00

Condenados a morir de hambre

Condenados a morir de hambre

Mar 30, 2020 Puntuación: 0.00

Abraham, Martin and John – Precious Memories

Abraham, Martin and John – Precious Memo…

Mar 28, 2020 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits