Viernes, 21 de Junio de 2024

China (y V): Wai ru nei fa

Miércoles, 1 de Abril de 2015
La caída de la Unión soviética provocó la aparición de obras de autocomplacencia en que se cantó la derrota final absoluto del comunismo y el avance incontenible de la democracia.

​A décadas de distancia, cuesta creer que tanto optimismo no fuera exagerado e incluso bastante carente de base real porque, se diga lo que se diga, China continua bajo un sistema comunista hasta la médula. Su gobierno sigue, desde luego, estando en manos del mayor partido comunista del globo, un partido cuyo número de afiliados más que duplica el de toda la población española. Por añadidura, el actual dirigente máximo de la nación Xi Jinping deja claramente de manifiesto en sus escritos – cuya lectura recomiendo vivamente – que China no se va a mover jamás del “socialismo chino” y que si bien es cierto que se encuentra ahora en los primeros estadios de ese socialismo, no lo es menos que aspira a llegar a implantar en el futuro la sociedad comunista con la que soñó Marx. Algunos son todavía más explícitos. Por ejemplo, en 2009, Liu Mingfu, uno de los cargos ocupados en la formación de mandos militares, publicó una obra titulada El sueño chino donde desarrollaba el concepto del “maratón de cien años”. Esta carrera política habría comenzado en 1949, la fecha del triunfo comunista en la guerra civil, y concluirá con la coronación de China como primera potencia mundial indiscutible en todos los campos. Podrá alguno objetar que el comunismo es impensable con inversiones extranjeras y marcas internacionales en Shanghai y Beijing. Si lo hace, sólo dejará de manifiesto su ignorancia de la Historia del comunismo. El propio Lenin autorizó formas de producción capitalistas y de propiedad privada en la denominada NEP (Nueva Política Económica) permitiendo así salir de los desastrosos efectos del comunismo de guerra. Que luego el dictador georgiano revirtiera el camino y todos lo siguieran dogmática y ovejunamente sólo deja de manifiesto que Deng Xiao Ping y Xi Jinping han demostrado ser mucho más inteligentes que Lenin y Stalin juntos. El Partido comunista sigue una política que en chino se define como Wai ru nei fa, es decir, “en el exterior muéstrate benévolo; en el interior, se despiadado”. La benevolencia internacional ha convertido ya a China en la primera potencia del globo en Producto Interior Bruto. Su visión del comunismo – con todo lo que significa – la puede llevar a ganar un maratón que concluirá en 2049. En cuanto a la democracia… ni está ni se la espera.

Ahora es tendencia

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 14/06/24

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Jun 14, 2024 Puntuación: 0.00

Despegamos: El Gran Reseteo recibe a Daniel Estulin: tecnocracia y agenda globalista - 14/06/24

Despegamos: El Gran Reseteo recibe a Dan…

Jun 14, 2024 Puntuación: 0.00

Entrevista a Fernando Paz: Nuremberg: Juicio al nazismo - 14/06/24

Entrevista a Fernando Paz: Nuremberg: Ju…

Jun 14, 2024 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits