Sábado, 20 de Julio de 2019

Isaías 49, 22

Lunes, 14 de Abril de 2008

“Así dice Adonai: “Mira, alzaré mi mano a las naciones y elevaré mi estandarte ante los pueblos, y traerán a tus hijos en su seno y tus hijas serán llevadas sobre sus hombros”

Cuentan que William Hechler enseñó este pasaje a Theodor Herzl en los inicios del movimiento sionista contemporáneo. Hechler no era judío sino protestante (y más concretamente pastor), pero creía en las profecías de la Biblia sobre la restauración futura de Israel. Por su parte, Herzl era un judío extraordinariamente secularizado y no parece que los argumentos religiosos le hicieran mucha mella, pero había llegado a la conclusión de que los judíos no podrían vivir en paz hasta que no dispusieran de una patria propia. En su diario, consignaría que Hechler le había sorprendido como si se tratara de un profeta del Antiguo Testamento. A decir verdad, fue Hechler el que logró que recibieran a Herzl personajes como el gran duque de Baden, Eulenburg, von Bülov y el propio kaiser. Es dudoso que Herzl por su cuenta hubiera conseguido esos logros y – a pesar del olvido actual – Hechler resultó esencial en el avance del sionismo en aquellos años. Pero la fuerza que impulsaba a Hechler no era ni política ni social, sino espiritual. Creía que las profecías de la Biblia se cumplen incluida aquella que señala que serían gentiles los que llevarían de regreso a Israel a sus hijos.

Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)

LO MÁS ESCUCHADO

Error: No hay artículos para mostrar

Ahora es tendencia

Jesús, el judío (XLIX)

Jesús, el judío (XLIX)

Jul 14, 2019 Puntuación: 0.00

Adiós China, Adiós Nanjing (III): Hangzhou (II)

Adiós China, Adiós Nanjing (III): Hangzh…

Jul 15, 2019 Puntuación: 0.00

Fairest Lord Jesus

Fairest Lord Jesus

Jul 13, 2019 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits