Domingo, 16 de Junio de 2024

I Have Decided to Follow Jesus

Sábado, 5 de Abril de 2014
El siglo XIX andaba por la mitad de su andadura, cuando un misionero evangélico de origen galés llegó a Assam, en el noreste de la India. En algunas de las poblaciones de la zona se seguía practicando la “caza de cabezas”, pero no parece que aquel galés se desanimara. Finalmente, en una de las aldeas de la región, tuvo lugar la conversión de una familia. Como en tantas otras ocasiones, antes y después, semejante paso implicó dificultades sin cuento.

El jefe de la aldea conminó al padre de familia a abandonar su fe recién abrazada. La respuesta del hombre fue contundente: He decidido seguir a Jesús. A su firmeza, respondió el caudillo local descargando un torrente de amenazas sobre la familia. Pero el hombre no se dejó amilanar y le dijo: Aunque nadie se me una, seguiré. El jefe de la aldea ordenó entonces que le dieran muerte tanto a él como a su esposa. Mientras lo ejecutaban, el hombre comenzó a cantar: La cruz delante, atrás el mundo. El matrimonio murió, pero aquel despliegue de fe provocó una reacción espiritual en los que les habían arrancado la vida. Tanto el jefe de la aldea como algunos de sus habitantes también decidieron seguir a Jesús.

Sería un converso indio – extraordinario personaje – llamado Sadhu Sundar Singh el que tomó las palabras del mártir y escribió con ellas una canción. Como música, utilizó la de una melodía titulada Assam por la región de India en que se encontraba. Sin embargo, la canción nacida en la India e inspirada en el testimonio hasta la muerte de un sencillo aldeano y su esposa saltaría pronto a América. William Jensen Reynolds, un especialista en himnos, realizó unos arreglos e incluyó la canción en el Asembly Songbook de 1959. No tardó en convertirse en una canción extraordinariamente popular en medios evangélicos.

Al poco de convertirme al cristianismo que enseña la Biblia, escuché por primera vez esta canción. La cantaba el grupo de jóvenes de mi iglesia y la aprendí enseguida dada su sencillez. “He decidido seguir a Cristo, no vuelvo atrás, no vuelvo atrás. Detrás el mundo, la cruz delante, no vuelvo atrás, no vuelto atrás. El rey de gloria me ha transformado, el rey de gloria me ha transformado, no vuelvo atrás, no vuelto atrás”. Recuerdo que en la versión española se había añadido una estrofa que decía “Aunque me llamen un protestante, no vuelvo atrás”. Dada la persecución sufrida a lo largo de la Historia de España, incluso en el siglo XX, no estaba de más aquel añadido. Con todo, lo más impresionante era la manera en que se afirmaba lo que muchos hemos sentido: que decididos a seguir a Jesús, no vamos a dar la vuelta. La canción me sigue impresionando enormemente cuando la oigo hasta tal punto de que, hace tiempo, dispuse que fuera una de las que se entonaran en mi funeral si tal evento llega a tener lugar. Simboliza como pocas lo que hay en mi corazón y en el de otras personas que un día se encontraron no con una institución, no con una organización religiosa, no con un personaje que afirma que representa a Dios sino con Jesús el mesías. Nada puede sustituir esa experiencia.

Les incluyo dos versiones. La inglesa es de un culto evangélico en Australia; la española – en versión breve – pertenece a un álbum del cantante Rojo. Disfruten de ambas. God bless ya!!! ¡Que Dios los bendiga!

 

La versión en inglés la he tomado de una iglesia evangélica en Australia. Es tomada de un culto. Me parece extraordinariamente hermosa.

La versión española es de Rojo que suele utilizarla como final de sus recitales.

 

 

Ahora es tendencia

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 10/06/24

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Jun 10, 2024 Puntuación: 0.00

Despegamos: Abducción electoral, suicidio Macron-Scholz, rehenes de sangre y Blackrock en México - 10/06/24

Despegamos: Abducción electoral, suicidi…

Jun 10, 2024 Puntuación: 0.00

Editorial: El resultado de las elecciones europeas - 10/06/24

Editorial: El resultado de las eleccione…

Jun 10, 2024 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits