Martes, 29 de Septiembre de 2020

Floyd no fue asesinado

Jueves, 10 de Septiembre de 2020

El pasado 25 de mayo, un delincuente con abundantes antecedentes, incluido el de atraco a mano armada contra una embarazada, falleció tras su detención por policías de Minneapolis.

  Era un negro llamado George Floyd.  La difusión de unas imágenes cortadas en las que decía no poder respirar y el que uno de los policías que lo arrestó tuviera colocada la rodilla sobre su cuello fue aprovechada para desencadenar una ola de saqueo y violencia encabezada por Black Lives Matter.  Incluso en España se produjeron manifestaciones frente a las legaciones diplomáticas de Estados Unidos, manifestaciones en las que también se decía que había un racismo sistémico en España.  Floyd había sido asesinado y el racismo sistémico americano tenía la culpa, razón por la que, entre otras reclamaciones, se exigía retirar fondos a la policía y abrir las fronteras a los inmigrantes, en otras palabras, crear el caos.  Los responsables políticos y policiales se arrodillaron ante la marea y despidieron y procesaron a los policías.  Pues bien ahora sabemos que esa versión interesada de los hechos coreada hasta la nausea es rotundamente falsa. Primero, la autopsia realizada a Floyd revela que murió de un exceso de droga que llevaba en el cuerpo – el triple de fentanilo de lo que puede soportar el organismo – y que el cadáver no presentaba lesiones ni en el cuello ni en ninguna otra parte que permitan culpar de su muerte a los agentes.  Segundo, el video completo de la detención muestra a Floyd repitiendo varias veces que no puede respirar cuando lo detiene la policía y mucho antes de que, dada su resistencia, lo obligaran a tenderse en el suelo.  Se ahogaba no porque lo estrangulara un policía sino por la carga de droga que había ingerido y que actuaba sobre un organismo con problemas cardiovasculares previos.  Tercero, la policía, al identificar el estado de Floyd llamó reglamentaria y repetidamente a los sanitarios.  Cuarto, es imposible que Floyd fuera estrangulado a lo largo de ocho minutos por que ese proceso resulta mucho más rápido.  Deje el lector que le opriman el cuello y comprobará cómo pierde el conocimiento – y la vida - mucho antes. Cuarto, el Manual de entrenamiento del departamento de policía de Minneapolis muestra en fotos precisamente cómo un detenido con problemas de drogas tiene que ser tendido en el suelo y sujetado por un agente con una presa inmovilizadora de rodilla sobre el cuello. Exactamente lo que hizo el agente.  La innegable verdad es que Floyd no fue asesinado.  ¿Servirá de algo saberlo?     

Suscríbete a cesarvidal.tv

Suscríbete a cesarvidal.tv
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)
Ya puedes reservar el libro de César Vidal Un mundo que cambia en HAS

Ahora es tendencia

Mi última columna en La Razón

Mi última columna en La Razón

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

La economía que se fue - 22/09/20

La economía que se fue - 22/09/20

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

Editorial: Los exiliados a los que trituró el Partido Socialista Obrero Español - 23/09/20

Editorial: Los exiliados a los que tritu…

Sep 23, 2020 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits