Lunes, 14 de Octubre de 2019

El condenado por desconfiado

Miércoles, 25 de Septiembre de 2019

El tema de la predestinación ha hecho correr ríos de tinta desde los inicios de la Historia del cristianismo.  La idea aparece con profusión en el Nuevo Testamento – especialmente en los escritos paulinos – y, posteriormente, fue asumida tanto por Agustín de Hipona como por Tomás de Aquino. 

Incluso a pesar de la controversia entre Reforma y Contrarreforma, el catolicismo se vio virulentamente desgarrado entre los dominicos que la afirmaban basándose en la Biblia y en la Summa Theologica tomista y los jesuitas que la intentaban adaptar para que no recordara demasiado a la teología reformada.  El 15 de agosto de 1594, el papa ordenó a ambas órdenes religiosas no discutir sobre la gracia eficaz en público o en privado, bajo pena de excomunión.  La situación era tan espinosa que el mismo Felipe II de España intervino para lograr que la decisión papal se ejecutara.  En medio de esta controversia teológica que, salvo a los especialistas, resultará hoy distante para casi todos, Tirso de Molina, un fraile al que parece que gustaba bien poco la vida del convento, escribió El condenado por desconfiado.  La primera mención a El condenado… la escuché cuanto tan sólo tenía nueve años en el curso de ingreso que impartía don Ángel García en San Antón - ¡vaya nivel! – y creo que debí leerla no mucho después.   Desde entonces la he releído una y otra vez y – se esté o no de acuerdo con la tesis principal - nunca me ha decepcionado.  Tirso pretendía dar una lección de teología a la vez que salvaguardaba la confianza en la Providencia e insistía en la necesidad de hacer buenas obras para salvarse.  Era pues un alegato en favor del catolicismo posterior a Trento y una muestra de oposición a las doctrinas de la gracia predicadas por el protestantismo.  Sin embargo, El condenado… es muchísimo más.  En la obra – donde aparece el Diablo como Pedro por su casa – se reflexiona sobre la soberbia del santo que debería ser humilde, sobre la posibilidad de redención del disoluto y, guste o no guste, sobre el camino de paradojas interminables que esconde nuestra existencia, una existencia que oculta más interrogantes que respuestas aunque siempre pueda confiarse en que la Respuesta por antonomasia existe.  Ahí reside su actualidad a pesar de que, como sucede en obras de marchamo católico, resulte penosa su incapacidad para comprender la gracia que aparece en las páginas de la Biblia.

Retiro - taller 'Desenmascarando a la Izquierda' con el Dr. César Vidal
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)

Ahora es tendencia

Editorial: La sentencia del Tribunal Supremo sobre la exhumación de Franco - 09/10/19

Editorial: La sentencia del Tribunal Sup…

Oct 09, 2019 Puntuación: 0.00

El futuro de Europa: peligros y desafíos

El futuro de Europa: peligros y desafíos

Oct 07, 2019 Puntuación: 0.00

La economía que se fue - 08/10/19

La economía que se fue - 08/10/19

Oct 08, 2019 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits