Sábado, 16 de Octubre de 2021

Moscú no cree en las lágrimas

Miércoles, 22 de Enero de 2020

En la época de Franco, el cine soviético provocaba una enorme expectación.  Era lo ultraprohibido y mientras en otras naciones podían verse sus magníficos clásicos, en España no podía contarse con ello.  Siendo niño recuerdo que en sala de arte y ensayo se proyectó Iván el terrible de Eisenstein con muy buenas críticas, pero fuera de mi alcance porque a buenas horas se iban a desplazar mis padres hasta el centro para ver una película en ruso y con subtítulos.  Yo acabaría viendo y reviendo el cine de Einstein para ya sería décadas después.  Sí tuvo mucho éxito Guerra y paz de Bondarchuk que ganó el oscar a la mejor película extranjera, pero nunca la bajaron por barrios y también tardaría mucho en verla.  Con esos antecedentes, no puede sorprender que cuando se estrenaron algunas películas en los setenta provocaran mucha expectación.  Fue el caso de Moscú no cree en las lágrimas que ganó el oscar a la mejor película extranjera en 1980.  Me cuentan que Reagan la vio varias veces antes de entrevistarse con Gorbachov por eso de entender el alma rusa.   No sé si lo consiguió, pero no me parece mala idea.  En España, la patrocinó Sancho Gracia, entonces en la cima de su popularidad gracias a Curro Jiménez.  Pero, más allá de esas circunstancias, Moscú no cree en las lágrimas es una obra maestra que hoy, seguramente, no se podría rodar en Occidente y que maravilla que, en su día, se produjera en la Unión soviética, una Unión soviética donde parece que la moral privada era muy superior a la de nuestro mundo occidental en la actualidad.  Como en cierta ocasión escuché decir a una amiga rusa respecto a la vida de los novios en los años ochenta: “ninguna de nosotras se acostaba con su novio antes de la boda”.

La película narra la historia de tres muchachas comenzando en la época de Jrushov y llegando hasta la de Brezhnev en los setenta, cuando se filmó.  La experiencia de las mujeres podría chocar en la España de los setenta, pero hoy sería más que común.  Las dos mujeres que se casan – de las que una acaba divorciada – los sueños de juventud aniquilados, la madre soltera, la soledad de tanta gente, especialmente mujeres, en una gran ciudad… todos esos elementos son más que reales hoy en día, pero no el planteamiento.  Por supuesto, el hombre que ha dejado embarazada a una chica que se le entregó en un momento de debilidad desea que aborte, pero las amigas consideran que lo que debe hacer es casarse con ella y mantener a su hijo; la madre soltera decide no vivir del padre de la criatura sino salir adelante por si misma; y, a pesar de todas las dificultades, hay un canto al amor entre un hombre y una mujer que hoy sería intolerable, pero que aparece cargado de belleza, naturalidad y ternura.

Aunque la película reconoce muchas realidades duras de la vida, no cae nunca en el dramatismo, en la demagogia, en la guerra de sexos.  Moscú no cree en las lágrimas, pero no porque se niegue a verlas sino porque se enfrenta al llanto e intenta salir adelante en medio de las dificultades y lo hace con una inmensa confianza en el amor.  Me cuentan que la película fue enormemente popular en la Unión soviética y comprendo que así sea.  En España, sería imposible hasta reestrenarla y creo que lo mismo sucedería en buena parte del planeta.  Sin embargo, a mi me quedó un agradabilísimo sabor de boca al contemplarla hace una semana.  No me pareció que hubiera quedado atrasada o anacrónica.  Por el contrario, me resultó hermosamente actual y adornada con el perfume que procede de encontrar a esa persona con la que se compartirá la vida y a la que, quizá, se ha pasado esperando muchos, muchísimos años.    

Ahora es tendencia

Despegamos: Pacto secreto en la UE, guerra en el FMI y los gobiernos se forran con la inflación - 11/10/21

Despegamos: Pacto secreto en la UE, guer…

Oct 11, 2021 Puntuación: 0.00

César Vidal a corazón abierto con Adriana de Jesús

César Vidal a corazón abierto con Adrian…

Oct 11, 2021 Puntuación: 0.00

Editorial: El día de la Hispanidad - 12/10/21

Editorial: El día de la Hispanidad - 12/…

Oct 12, 2021 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits