Martes, 14 de Julio de 2020

Tristeza de amor

Miércoles, 3 de Junio de 2020

El otro día, recomendé la serie Tango y uno de los visitantes más asiduos a este muro, Mike, recordó Tristeza de amor.  No he querido resistir la tentación de recomendarla esta semana.  El argumento parecía relativamente trivial.  Un periodista expatriado – Ceferino Reyes, encarnado por Alfredo Landa – regresaba a España y un antiguo conocido – Carlos Larrañaga – le ofrecía un puesto de trabajo para dirigir un programa en el que una mujer sin empleo – Conchita Cuetos – a la que corteja el dueño de una cadena de radio – Eduardo Fajardo – sería la locutora.  Sólo la necesidad obliga a director y locutora a aceptar el trabajo y lanzarse con un programa que pretende ser original y tener éxito.  Sin embargo, lo que se va desplegando a lo largo de los capítulos es el entramado del mundo de la radio, de las ambiciones, de las inseguridades, de tantas pasiones humanas. 

    El guion de la serie y la novela del mismo título se debieron a Eduardo Mallorquí, hijo de José Mallorquía, el creador de las novelas de El Coyote.  Eduardo vivió el inicio de la Transición en los setenta y en 1979, decidió marcharse a Venezuela donde siguió escribiendo y teniendo su tiempo en los medios.  En 1983, regresó a España y en esa época surgió Tristeza de amor.  La novela supera a la serie.  También es mucho más amarga – algo que no sucede con la serie – y quizá no deba extrañar en un autor que acabó suicidándose.  Con todo, debo decir que la realidad de la radio es mucho peor de lo que aparece en las creaciones de Mallorquí y tengo razones para afirmar lo que digo.  De entrada, las mediciones de audiencia no son, ni de lejos, tan limpias como las que aparecen en la serie y de salida, los turbios personajes que interpretaban Larrañaga o Fajardo son angelitos comparados con los ejecutivos que yo he conocido.  A pesar de todo, la serie es entretenida, divertida a ratos y permite ver el grado de lavado de cerebro que ha sufrido la sociedad española en las últimas décadas cambiando y no a mejor.

Aspecto nada desdeñable del éxito de la serie lo tuvo su banda sonora, una excelente canción de Hilario Camacho – seguramente la mejor de un elenco más que notable – que afirmaba en los créditos de televisión:

Bajo el tejado de cristal
duermen el odio y la pasión
sueños de Gloria y de poder
calman su gris desolación.

Tristeza de amor
un juego cruel
jugando a ganar
has vuelto a perder

Tristeza de amor
un juego cruel
jugando a ganar
has vuelto a perder

Son muchos los que mienten
para resplandecer
pagando por su vida
un interés

Tristeza de amor
un juego cruel
jugando a ganar
has vuelto a perder

Tristeza de amor
un juego cruel
jugando a ganar
has vuelto a perder

    La canción era excelente, pero encerraba tanta verdad que, junto con la música y la interpretación, constituía imposible que no llegara al corazón.  Por cierto, Hilario Camacho también se suicidó – o, al menos, se rumoreó que había sido así – posiblemente porque, como en el caso de Eduardo Mallorquí, llegó a la conclusión de que su obra no había sido justamente valorada.  No le faltaba razón.

     Hace años, tuve ocasión de entrevistar a Concha Cuetos que, a la sazón, interpretaba en teatro Llama un inspector.  Guardaba buen recuerdo de la serie y me comentó que el final había quedado abierto pensando en una posible continuación.  Lamentablemente, nunca se produjo y Landa ya no está con nosotros para dar vida a Reyes o a Germán Areta si a eso vamos. 

    La nostalgia me devora cada vez que contemplo las imágenes de apertura en un Madrid que, seguramente, nunca volveré a pisar.  Lo mismo me sucede cuando escucho la canción o cuando he vuelto a ver la serie.  Les dejo con ambas lo que implica que la canción es más larga y más profunda.  Era una época en que la televisión era mucho mejor que ahora.  God bless ya!!!   ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!

Ésta es la extraordinaria canción de Hilario Camacho

Y éste es el primer episodio de la serie

Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)
Ya puedes reservar el libro de César Vidal Un mundo que cambia en HAS

Ahora es tendencia

Editorial: Lo que China paga al Vaticano - 07/07/20

Editorial: Lo que China paga al Vaticano…

Jul 07, 2020 Puntuación: 0.00

La economía que se fue - 07/07/20

La economía que se fue - 07/07/20

Jul 07, 2020 Puntuación: 0.00

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 07/07/20

Programa Completo de La Voz de César Vi…

Jul 07, 2020 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits