Sábado, 16 de Octubre de 2021

Yo, Claudio

Miércoles, 18 de Diciembre de 2019

Estoy aprovechando estos días navideños para rever – más que ver – películas y series que merecen realmente la pena.  Es así como he vuelto a deleitarme con Yo, Claudio, una serie británica de 1976 basada en las dos novelas de Robert Graves Yo, Claudio y Claudio, el dios y su esposa Mesalina.  Graves – que pasó buena parte de su vida viviendo en un pueblecito de las Baleares – fue un personaje verdaderamente extraordinario.  Escribió grandes novelas, notables relatos y ensayos históricos excepcionales.  Derrapaba muchas veces porque él mismo era pagano y adorador de la Diosa y esa cosmovisión determinaba muchos de sus obras.  Con todo y con eso, su lectura es apasionante.  Por cierto, aborrecía el cristianismo del que sólo salvaba el culto a la Virgen y éste porque no era sino un trasunto del culto a la Diosa, una afirmación que tiene mucha verdad aunque, seguramente, sacará de quicio a más de uno. Saque cada uno sus conclusiones, pero debo insistir en que sus novelas son extraordinarias.

La serie de Yo, Claudio permite recorrer en correcta adaptación lo que fue la trayectoria del Alto Imperio romano desde Augusto hasta el entronizamiento de Nerón.  Sinceramente, cualquiera que contemple esta serie tendrá ocasión de percatarse de que los Soprano son un juego de niños comparado con lo que fue el Alto imperio.  Hay diferencias, por supuesto, ya que Roma dejó acueductos, calzadas, puentes, un derecho civil extraordinario y un legado cultural de los más importantes del devenir humano.  Pero por detrás resulta fácil ver un panorama degenerado y pavoroso.  Por cierto, fue el trasfondo en que surgió y comenzó a expandirse el cristianismo, un cristianismo que fue expulsado de Roma por Claudio junto con el resto de los judíos y un cristianismo que provocó el decreto claudiano de Nazaret en el que me detengo en Más que un rabino.

Merece la pena ver – o volver a ver – Yo, Claudio y no sólo porque los guiones son muy buenos y las interpretaciones resultan antológicas sino también para adentrarse en el hecho de que los seres humanos pueden empeñarse en ser dioses, pero no pasan de ser criaturas formadas de un barro innegablemente inmundo.   Disfruten de ello en estas fiestas. God bless ya!!!  ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!

Ahora es tendencia

Despegamos: Pacto secreto en la UE, guerra en el FMI y los gobiernos se forran con la inflación - 11/10/21

Despegamos: Pacto secreto en la UE, guer…

Oct 11, 2021 Puntuación: 0.00

César Vidal a corazón abierto con Adriana de Jesús

César Vidal a corazón abierto con Adrian…

Oct 11, 2021 Puntuación: 0.00

Editorial: El día de la Hispanidad - 12/10/21

Editorial: El día de la Hispanidad - 12/…

Oct 12, 2021 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits