Martes, 29 de Septiembre de 2020

Amazing Love! How Can It Be?

Sábado, 8 de Noviembre de 2014

Me consta que muchas personas han dedicado más de un pensamiento a la idea de por qué Dios tolera que sobre ellas recaiga alguna desdicha. Puedo comprender ese punto de vista, pero, si he de ser sincero, a mi lo que me plantea preguntas es más bien cómo Dios ha podido amarme.

La Biblia es absolutamente clara en el sentido de que nuestras obras no pueden ganarnos la salvación y creo sinceramente que cualquiera que reflexione con un poco de sentido común llega a una conclusión semejante. Pensar que lo que hagamos en esta vida nos compra, adquiere o consigue un lugar al lado de Dios es, en realidad, un punto de vista procedente del paganismo y no de la predicación de Jesús y de sus primeros seguidores. Basta leer la parábola del fariseo y el publicano (Lucas 18: 9-14) para percatarse de que sólo hay posibilidad de salvación para aquel que se acerca a Dios reconociendo su pecado, aceptando a su absoluta incapacidad de salvarse a si mismo y entregándose a su pura gracia. Por el contrario, sólo la separación de Dios espera al religioso que se siente dichoso de su distancia con los que considera pecadores y se jacta de lo que considera sus buenas obras. Por el contrario, para el que verdaderamente ha conocido a Dios porque no cree que puede ganar la salvación sino que sabe que todo es puro regalo la pregunta es ¿cómo es posible? ¿Cómo es posible que Dios, a pesar de mi pecado, me amara? ¿Cómo es posible que se encarnara para morir en mi lugar? ¿Cómo es posible que estuviera dispuesto a pagar el precio de mi salvación dejándose torturar y crucificar? ¿Cómo puede ser posible algo semejante? La única respuesta, a la luz de la Biblia, es que se trata de un amor que excede cualquier raciocinio.

Charles Wesley, extraordinario predicador del Evangelio y magnifico compositor, lo dejó reflejado en una de las canciones más hermosas que conozco, una canción en la que se pregunta: “¡Amor sublime! ¿Cómo puede ser?” Así es de grande el amor de Dios… Disfruten la canción. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!

Suscríbete a cesarvidal.tv

Suscríbete a cesarvidal.tv
Si quieres recibir por e-mail todas nuestras novedades y contenidos exclusivos, rellena este formulario y pulsa el botón enviar:
(Únicamente pueden suscribirse mayores de 16 años)
Ya puedes reservar el libro de César Vidal Un mundo que cambia en HAS

Ahora es tendencia

Mi última columna en La Razón

Mi última columna en La Razón

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

La economía que se fue - 22/09/20

La economía que se fue - 22/09/20

Sep 22, 2020 Puntuación: 0.00

Editorial: Los exiliados a los que trituró el Partido Socialista Obrero Español - 23/09/20

Editorial: Los exiliados a los que tritu…

Sep 23, 2020 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits